Solano y su gente

Mayra Mendoza destacó que en 2021 prevé iniciar 62 obras en el distrito

La Mandataria quilmeña hizo un balance de lo que dejó la pandemia en infraestructura para el distrito, y delineó los objetivos de su gestión para el 2021.

La jefa comunal de Quilmes, Mayra Mendoza, en diálogo con los medios locales adelantó que prevé iniciar unas 62 obras durante 2021, entre grandes y pequeñas.

Mencionó que en la Ribera habrá grandes obras, como el EcoParque que comienza su construcción en enero, la Alcaidía, la obra hidráulica de la calle Iriarte, un plan de asfaltos, y una plaza pública sobre avenida Otamendi y Yoldi, donde hasta hace unos años estaba el monumento al Indio Kilme, el cual sería repuesto.

Se suma la estación nueva en Ezpeleta, tres bajovías, un plan de asfalto en San Francisco Solano, renovación de puentes, el dragado y saneamiento de los arroyos, la repavimentación e iluminación de Donato Álvarez, colocación de luminarias led en todo el distrito, tendido de agua potable, entre otras.

Explicó que el financiamiento de estas obras “o es internacional o es nacional o provincial, porque el Municipio no cuenta con recursos propios para esos fines, ya que está sobredimensionado y no puede hacer más que pagar los salarios. Hay que ser muy responsable con la administración de los recursos propios, por eso queremos que los empleados que están en la planta municipal sean trabajadores, y no es lo que sucedía en las gestiones anteriores”.

PANDEMIA
Al analizar qué le dejó al Municipio la pandemia, señaló que “para nosotros fue una inversión para cuidar la salud y la vida de los quilmeños, pero es cierto que quedó infraestructura, como el Hospital modular que está detrás de la UPA 17, que es una terapia intensiva tan grande como la del Hospital El Cruce, con 24 camas con oxígeno. Obviamente una vez que pasemos la crisis por la pandemia, veremos cómo refuncionalizamos estos hospitales con los distritos vecinos, ya que sólo se necesitan terapias intensivas tan amplias en el marco de una pandemia”, agregó Mayra Mendoza

“Pero bueno, falta todavía, porque la pandemia no terminó y tenemos que seguir cuidándonos. Hoy con la vacuna tenemos un horizonte. Creo que a Quilmes la pandemia no puede dejarnos nada bueno, porque son más de 40 mil familias que perdieron seres queridos, pero sí es una oportunidad porque profundiza nuestras agendas para atacar la desigualdad desde el Estado”.
“La pandemia nos dio la oportunidad de organizar los barrios, fortalecer el sistema de salud, hechos que la pandemia puso en evidencia y nos da la posibilidad de trabajar para cambiarlo”.

–    ¿Qué cosas tenías prevista para tu gestión y truncó la pandemia?

“Teníamos como principal objetivo trabajar en el tema de los residuos y poner en igualdad de servicios públicos a todos los barrios, y esto es lo que más nos está costando, porque tuvimos que abocarnos a mejorar el sistema de salud con los recursos que teníamos. No obstante compramos camiones recolectores de residuos, bateas, roll offs, estamos por cambiar los contenedores del centro de la ciudad, y comenzaremos a trabajar en enero en la construcción del Ecoparque Ambiental en la Ribera”.

VILLA AZUL Y ACCESO SUDESTE
–    Otra de las cosas que deja la pandemia es la urbanización de Villa Azul, algo impensado, no?

“La oportunidad de visualizar la injusticia y la desigualdad que se vive en esa zona, fue en esta pandemia. Porque del lado de Avellaneda los vecinos se metieron dentro de sus casas para la cuarentena y listo, pero del lado de Quilmes era un hormiguero, y no había forma de contener el virus. Si bien la urbanización de Azul es para nosotros un trabajo que tiene que ser una política de Estado a largo plazo, fue la pandemia que permitió que se alinearan los planetas, porque tanto el gobierno nacional, como el provincial y el Municipio se pusieron a trabajar juntos en esto”.
“La obra de rectificación del Acceso Sudeste es una obra importantísima, que nunca se logró concretar hasta ahora, y ya firmamos el convenio para iniciar con esta obra el año entrante. Tiene un plazo de obra de 18 meses”, puntualizó Mendoza.

Confirmó que serán obras multifamiliares que deberán llevar además una tarea social de relocalización, lo que demandará además una tarea social para que los vecinos aprendan a convivir en espacios compartidos.

SEGURIDAD
-Se presentó un programa de seguridad para toda la provincia, y Quilmes avanzó bastante, no es así?

“Es lo que presentamos en septiembre desde Quilmes en videoconferencia con el Presidente y el Gobernador en el Parque de la ciudad: un plan de inversión para los municipios con fondos nacionales. 130 móviles nuevos, 40 motos, 40 camionetas y 50 patrulleros para la policía bonaerense. Además desde el Municipio adquirimos 30 móviles para Patrulla Urbana, que ya están en la calle para la prevención en seguridad”.

POLÍTICA
-Parafraseando a Cristina, ¿cómo está en Quilmes eso de los funcionarios que no funcionan?

“Lo de Cristina fue para todos, y aún yo me incluyo, que tenemos que revisar lo que hacemos. Pero nosotros ganamos una elección con un frente electoral, y es el que está gobernando. Con muchísimas dificultades este año, logramos hacer un buen equipo de trabajo y cumplir los objetivos que nos habíamos propuesto. Y si hay alguna diferencia, nos sentamos y lo hablamos cotidianamente; es mi forma. Y si hay alguna diferencia ética, se va”, aseguró Mayra Mendoza.

-¿Qué opinión te merece Máximo Kirchner al frente del Partido Justiciaiista?

“No sé si eso está definido, pero Máximo es un militante, un cuadro político integral y un hombre fundamental. Lo demostró en 2017 y trabajó para la construcción de la Unidad Ciudadana para llegar al 2019 con el Frente de Todos; está siempre interesado en lo que necesita la gente, hoy en el Congreso está cumpliendo un rol fundamental, y hoy están tratando leyes que parecían imposibles. Máximo es un Kirchner, y puede estar en el lugar que se le ocurra estar, y si quiere estar frente al PJ para hacerlo crecer y fomentar la unidad del campo popular, me parece bien”, finalizó.

FUENTE: Perspectiva Sur