Solano y su gente

Otra vez grandes aglomeraciones de gente para volver de la Ribera

Este fin de semana las altas temperaturas, que superaron los 30 grados, volvieron a convocar a miles de personas en la costa del Río de la Plata en la Ribera de Quilmes. Los problemas se dieron en la vuelta a casa, cuando el sistema de transporte público colapsó y hubo grandes aglomeraciones de gente sin distanciamiento.

Las imágenes registradas en la noche del domingo fueron una postal del peligro de contagio de coronavirus que el accionar de la gente puede provocar. Es que, pese a que algunos de los accesos principales al Río se encuentran cortados por obras de infraestructura, y los controles desarrollados por la Municipalidad no disuadieron a los vecinos de acercarse masivamente al balneario local. 

Si bien a lo largo del día la gente pudo disfrutar de la costa manteniendo un cierto distanciamiento entre “burbujas”, la mayoría decidió quedarse hasta el atardecer para aprovechar hasta los últimos minutos de sol. Cuando comenzó a caer la noche, miles de personas intentaron subirse a las distintas líneas de colectivos que pasan por allí para regresar a sus hogares.

Los protocolos vigentes en el transporte público, que limitan la capacidad de las unidades, hicieron que se formen largas filas sobre la avenida Cervantes. Hasta altas horas de la noche hubo amontonamientos en las terminales de micros, generándose así un importante riesgo de contagios. Esto ya había ocurrido días atrás, pero en aquella ocasión se desencadenaron hechos de violencia y pedradas contra colectivos, que esta vez no existieron.

FUENTE: Perspectiva Sur