Solano y su gente

¿Cerró sus puertas definitivamente el bailable El Bosque?

La crisis económica que generó la pandemia del COVID puso en crisis a un clásico de Quilmes que supo convocar a cientos de personas de todo el Conurbano. Sueldos del personal, aumento en dolares del alquiler del predio y la imposibilidad de abrir al público, hicieron inviable el negocio, aunque desde la empresa se mantiene la esperanza de reabrir en algún momento, cuando la pandemia lo permita y aún en otras instalaciones.

La noticia cobró impulso tras la viralización de una versión en redes sociales que indicaban que el bailable El Bosque cerraría sus puertas en forma definitiva, aunque un alto directivo de la empresa aseguró a PERSPECTIVA SUR que el rumor es falso, ya que “definitivo” es lo que sueñan que no sea.

Si bien permancen cerrados y debieron despedir a gran parte del personal,mantienen la esperanza de reabrir cuando el momento lo permita y en el formato que se pueda.

Lo cierto, es que al día de hoy el bailable está cerrado y permanecerá de la misma forma por un largo tiempo, ya que la pandemia de COVID hace inviable el encuentro de muchas personas en lugares cerrados y sostener los gastos fijos se hace imposible.

Por tal motivo, desde el gerente hasta varios administrativos, estan siendo desvinculados y la posibilidad de que el cierre sea definitivo es real.

Desde la empresa se aclaró que si bien “es cierto que la firma atraviesa una seria crisis por la paralización de las actividades desde el año pasado”, que amenazaron seriamente su continuidad, sostienen la “esperanza de poder superarla y reabrir sus puertas” apenas las autoridades lo permitan en función de la situación sanitaria de la ciudad y la economía acompañe.

Lo que nadie afirma es si en el caso de lograrlo, sea en el tradicional lugar de Quilmes Oeste o en algún otro predio, sosteniendo la reconocida marca que traspasa los límites locales.

Cabe mencionar que el emprendimiento tiene 29 años de vida en Quilmes, brinda trabajo a mucha gente y decenas de miles de personas han pasado en este bailable momentos inolvidables, de manera que las versiones circulantes acerca del cierre provocó su rápida viralización y la infinidad de comentarios lamentando dicha posibilidad.

Atrás quedaron los recuerdos de los ya cerrados bailables Elsieland y Electric Circus, otros dos emblemas de la noche de Quilmes.